Cuevas o Abrigos

jueves, 21 de noviembre de 2013

JILGUERO


                                                                 Jilguero (Carduelis carduelis)
Tal vez sea de los pajarillos más familiares y conocidos entre la población ya que por su magnífico colorido y canto lo hacen el pájaro de jaula más deseado.
Se le conoce como el cantor de los siete colores.
Ocupa un amplio abanico de hábitat, desde riberas, olivares, parques y jardines, huertas,etc. Pocas aves en España tan inconfundibles como el jilguero, tanto por su vistosa librea como por su canto, se trata de una especie que no pasa desapercibida .

Alas negras con una amplia franja ancha amarilla en el centro, borde inferior de las alas con las puntas blancas. Dorso crema parduzco, obispillo blanco.  Cabeza redonda con píleo negro, mejillas a modo de collarín de color blanco y vistosa careta en rojo intenso, conocido como madroño, pico con la punta oscura y afilada. Para diferenciarlos siempre nos fijaremos en el madroño el del macho es más grande que su compañera.


Depende mucho de su alimento, sobre todo de herbazales y pastos, linderos, bordes de carretera sobre todo medios donde abundan los cardos y plantas con semillas, su alimento favorito, de ahí su nombre de carduelis. Construye un pequeño nido con bastante lana y plumas y nunca  en la parte altas del árbol, le atraen los almendros y arboles aislados, casi nunca en olivos ni encinas, en la crianza participan la pareja en la alimentación de los polluelos. Cuando son jóvenes les falta el madroño de la cabeza.
En el otoño se suelen agrupar en bandos bastante numerosos 100 y 200 individuos en prados extensos y llanuras donde abundan los cardos, siempre ven más cuatro ojos, que dos, eso les ocurre a ellos, en grupos numerosos es más fácil encontrar comida que no ejemplares aislados.

En nuestra comarca se le conoce como Colorín. Es reproductor común y abundante en todos los sectores de la sierra y olivares, con la llegada del invierno aumenta la población con la llegada de individuos procedentes de centroeuropa.

El uso indiscriminado de herbicidas en zonas agrícolas, linderos y orillas de carretera, hace que baje la población de estos pajarillos tan increíbles, estamos eliminando esas plantas de las que ellos se alimentan, seamos coherentes con la realidad de las cosas. ¡ y lo que alegra el canto del colorín en el campo!


No hay comentarios:

Publicar un comentario